Buscar
  • Rosa M. Carvajal

Claves para potenciar tu HOGAR

Actualizado: may 31


Estamos viviendo una situación histórica y terrible que hace tan solo unas pocas semanas nadie podría haberse imaginado, y sin embargo, hemos pasado de vivir en un mundo con prisas, sin tiempo para mirar ni hacia fuera, ni hacia dentro, intentando no caer y mantener el equilibrio como si fuésemos en una cinta de correr que nos lleva a 10 km/h. más rápido de nuestro límite, para llegar a todo a duras penas y siempre con esa sensación de "tarde, mal y nunca" a vivir un confinamiento que está poniendo a prueba todo lo que creíamos validado, los cimientos sobre los que construíamos nuestra forma de vida y nuestro futuro.


La alimentación, el ejercicio físico, las relaciones humanas, el tiempo en el sofá, la escucha interior, la estabilidad y la confianza en el futuro... En esta locura de película de ciencia ficción en la que nos vemos inmersos de repente, como si hubiésemos atravesado la pantalla del cine, cada uno vive sus pruebas particulares. De repente, todo lo que estaba "pendiente de...." y habíamos logrado acallar y guardar en el cajón de "para mañana", ahora ha tomado el control y se ha levantado para ponerse delante de nosotros y decir, "se acabó, ahora es PARA HOY..!!".

Todo lo que era invisible dentro de la vorágine de la locura diaria de vida que nos arrastraba, ahora en el silencio de este ritmo de vida pausado y a cámara lenta se ha desvelado y no hay forma de ignorarlo ni mirar para otro lado.


Y todo esto, básicamente, en el mismo escenario: nuestras casas..!! Porque aunque antes sabíamos que salir de casa al trabajo, a llevar a los niños al cole, al gimnasio, a comer fuera, al teatro.... ayudaba a relativizarlo todo un poco, este confinamiento nos lo ha constatado. Y aquí estamos, cada uno en su casa, dándonos cuenta de lo que nos falta, de lo que nos sobra, de si es un respiro y un oásis en nuestra vida, o por el contrario, una cárcel en la que nuestros compañeros de celda son nuestros tormentos más íntimos y de los cuales no podemos escapar, por lo que esta situación también está poniendo a prueba las cualidades de nuestra casa para saber qué porcentaje tiene de casa y cuanto de Hogar. Ahora tenemos mucho tiempo para ver tanto lo que queríamos haber mejorado y hemos ido dejando para mañana como si la organización y la logística con la que nos manejamos en el día a día funciona de verdad.


Si tu caso es el primero y con tanto tiempo en casa te has dado cuenta que en cuanto todo esto termine ya no dejas pasar ni un día para ponerte

manos a la obra con las mejoras que llevas tanto tiempo posponiendo, entonces simplemente anota en la lista de "Cosas importantes para hacer nada más termine el confinamiento" todo lo que te gustaría mejorar y empieza YA a buscar profesionales, irás adelantando tiempo y además la ilusión de imaginarte en tu nueva casa te ayudará muchísimo. Nada mejor para crear serotonina que darle alas a la imaginación visualizando como estrenaremos nuestra nueva casa y soñando cómo quedará todo.


Pero si tu situación es la segunda, entonces las soluciones las tienes al alcance de tu mano y para eso intentaré darte algunas CLAVES que te ayudarán a sacar el mayor partido posible de tu casa, de manera que el porcentaje de hogar gane por goleada al de casa:


El ORDEN: este punto creo que es el que llevamos haciendo ya casi todos desde el tercer o cuarto día de confinamiento, cuando ya empezábamos a aburrirnos un poco y veíamos que esto iba para largo. Eso sí, el orden siempre de dentro hacia afuera: maleteros y trasteros, armarios, cajones, librerías y estantes para terminar incluso por los adornos y las fotografías. Puede ser un buen momento para organizarlas y actualizarlas.


DESHACERNOS de lo que no usamos o ya NO NECESITAMOS. Después de ordenar, casi con toda seguridad, todos habremos reunido un montoncito de cosas que ya ni necesitamos ni usamos hace muchísmo. Eso está muy bien, porque cuantas menos cosas entorpeciendo, más fácil será después mantener el orden.


Un SITIO para cada cosa y una COSA para cada sitio. Ahora que ya hemos recuperado el control es un buen momento para agrupar las cosas por categorías: libros de cocina, facturas, calcetines, utensilios de repostería, cables, artículos de papelería o manualidades, etc.... Observa bien las cosas que tienes e intenta reunirlas con una lógica que te facilite encontrarlas cuando las vayas a necesitar y haga más funcional tu casa.


Recorre la casa, con calma y atención en busca de COSAS que NO TE HACEN SENTIR BIEN del todo e invita al resto de los miembros de la casa a hacer lo mismo. Una vez localizadas, deshazte de todo lo que os pueda perturbar mínimamente. Cuando las cosas permanecen en el mismo sitio durante un largo período de tiempo tenemos la tendencia a dejar de verlas. Y si son cosas que nos aportan sensaciones positivas y evocan recuerdos agradables es perfecto, pero de igual forma, pueden estar ejerciendo una influencia negativa sin ser conscientes de ello, lo que nos creará una pequeña incomodez, como cuando nos pinchan levemente: no es para gritar pero no nos permite relajarnos del todo.


Y siguiendo con la clave anterior, también puede ser interesante CAMBIAR ciertas COSAS de LUGAR, por la misma razón que explicábamos anteriormente, porque durante un tiempo las veremos y seremos más conscientes de las sensaciones y los recuerdos que aportan en nosotros.


Y eso también es aplicable a los textiles de la casa, como por ejemplo, MOVER los COJINES y textiles de una habitación a otra. Este simple hecho hará que parezca que estamos estrenando y cambiará las sensaciones de los espacios de nuestra casa para crear ambientes diferentes.



Y si nos ponemos creativos, y nuestra decoración nos lo permite, podemos hasta CAMBIAR algún MUEBLE de sitio o de orientación. Quien sabe, igual nos damos cuenta de que llevábamos todos estos años con el sofá mal ubicado porque lo pusimos en el lugar más convencional y al cambiarlo de sitio nos sentimos mucho más agusto.


LAVAR las CORTINAS, las colchas, las mantas del sofá, las fundas de los cojines..... Los olores son fundamentales para crear esa atmósfera de hogar de ensueño. Y el olor de las cortinas recién lavadas son uno de los olores más refrescantes y tranquilizadores que hay. Desde luego es fundamental airear todas las mañanas la casa, y ayudarnos de algún ambientador que nos guste o alguna vela aromática,


aunque sin lugar a dudas, uno de los olores que más llena la casa de hogar es el de repostería y el de pan recién hecho. Y ahora que tenemos tiempo, puede ser un buen momento para disfrutar todos juntos en la cocina, explorando y experimentando nuestras dotes culinarias mientras llenamos la casa de aromas embriagadores.


Crear RUTINAS. Una vez que ya lo tenemos todo súper bien, sería bueno que nos generásemos rutinas que nos ayuden a facilitar el mantenimiento de la atmósfera que hemos conseguido crear.

Para ello lo más importante es observar qué es lo que hemos ido descuidando, cuáles son nuestros puntos débiles o nuestros pequeños malos hábitos, (los de toda la familia) para así no bajar la guardia y estar preparados cuando volvamos al ritmo de vida habitual.


Y, por último, pero no por ello menos importante, fíjate bien EN TORNO a qué GIRA TU CASA, qué actividades facilita y cuales dificulta. Es necesario que tomemos consciencia de que si no queremos que la televisión sea el centro de nuestra vida, por poner un ejemplo, sería interesante buscarle un lugar de poco protagonismo. Nos guste o no, tanto el mobiliario como la manera de organizarlo en la casa habla de nuestras prioridades, y es por eso que si en el fondo preferimos que tanto en nosotros como en nuestros hijos se fomente más la lectura que la televisión, nuestra casa debe propiciarlo y no ser una influencia que nos traicione.


Si a todo esto le añadimos flores y plantas que permitan que la vida de fuera entre dentro, el resultado está asegurado. Entiendo que en este momento, si no las tenemos ya, es difícil conseguirlas, pero es un punto fundamental a tener en cuenta que le dará el toque final a cualquier lugar que quiera la categoría de ACOGEDOR.


Y hasta aquí el artículo de hoy. Espero haber aportado, aunque sea, alguna pequeña idea que os ayude a sentiros mejor en casa, tanto en los días que nos queden de confinamiento, como en la vuelta a la normalidad, que esperemos no tarde ya mucho.


“El hombre feliz es aquel que siendo rey o campesino, encuentra paz en su hogar.”

-Johann Wolfgang von Goethe-




#hogar #claves #ordenencasa #covid19 #yomequedoencasa

65 vistas

Servicios

Colaboramos

Homify.png

Contacto

Trabajamos para toda España

+34 652 266 741

theopenhouse.info@gmail.com

 

Suscríbete
  • Facebook - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Pinterest - círculo blanco