Organización de interiores

Tener una casa ordenada combate el estrés y nos ayuda a llevar una vida más tranquila y organizada: afectando a nuestra alimentación, nuestro descanso y nuestro estado de ánimo. Vivir en un entorno ordenado va más allá de una simple cuestión estética, influye en el bienestar físico, mental y emocional y determina la energía con la que afrontamos nuestro día a día.

Vivimos en un mundo consumista y el espacio del que disponemos para acumular cosas es limitado, o adoptamos pequeñas rutinas y nos comprometemos a mantenerlas, o estamos condenados a vivir dentro de un caos.

Recuperar el control es más fácil de lo que puede parecer, y conseguirlo, nos devolverá el control de nuestra vida. Te podemos ayudar.

Las CLAVES del ORDEN

El "monstruo" de la desorganización puede parecer grande e inconquistable, pero con las herramientas adecuadas nos haremos con él y lo reduciremos hasta donde volvamos a ser los reyes de nuestra casa

Moviendo cajas
Deshacernos de lo que no usamos

Para empezar, es imprescindible hacer sitio y despejar los espacios de todo lo innecesario. Hay que practicar el desapego

AdobeStock_234378080.jpeg
Un sitio para cada cosa y....

Sacar partido al espacio, categorizar y determinar un lugar concreto para cada grupo de cosas nos facilitará el trabajo

Habitación blanca
Adoptar rutinas y mantenerlas

Parece sencillo, pero en cuanto bajamos la guardia un día, todo se descoloca como si hubiese duendes haciendo de las suyas

Vivir en un espacio ordenado es más saludable y  además nos hace felices

- Marie Kondo -

PROCEDIMIENTO

20190226_194704.jpg

1. Análisis de la situación

20190226_200541.jpg

2. Estrategia de organización

20190226_195125.jpg
20190226_195911.jpg

3. Decidir lo prescindible

4. Separar

20190226_200647.jpg

5. Sacar partido al espacio

20190226_194821.jpg

6. Re-asignación y categorización

20190226_194408.jpg

7. Asumir malos hábitos y crear rutina